Umberto Domenico Ferrari, sí es molestia

ud Me sorprende que Vittorio de Sica hiciera Umberto D tras un par de papeles como actor (uno de ellos en Madame de…) y la excelente Milagro en Milán. Cuando parecía que su carrera había tomado una dirección alternativa al Neorrealismo más puro, volvió a entregar una obra que se ceñía con mucha fidelidad a la propuesta estética del movimiento. La intervención de Cesare Zavattini, principal impulsor teórico del Neorrealismo, seguro que tuvo mucho que ver con ésto.

Umberto D retrata la sociedad italiana de post guerra a través de los ojos de un anciano desamparado que va a ser desahuciado por su casera. Intenta de todas las maneras posibles mantener su habitación: se hace pasar por enfermo, pide ayuda económica a sus amigos, vende sus pertenencias, pero su propósito no se cumple. En una escena de una simpleza brillante descubrimos que a Umberto no le queda más que mendigar; aún siendo su única alternativa, se niega a perder la dignidad y termina por guardarse la mano en el bolsillo. Es en este tipo de detalles dónde se muestra con más éxito el equilibrio entre poética y realismo social del que dotaba De Sica a sus películas.

Por un lado existe la intención de retratar a una sociedad en proceso de reconstrucción, una sociedad que ya no sufre la peor de las miserias pero que en el intento de olvidar el sufrimiento ha endurecido su coraza y se ha ocultado dentro de ella. Por otro lado está la conocida intuición poética de Vittorio de Sica, su capacidad para tomar a personajes corrientes y emocionar al espectador con su eterno propósito de prosperar en un sitio que les da la espalda. En Ladrón de bicicletas la emoción surgía de la relación del padre con su hijo, en Umberto D la soledad se acentúa y sólo está el anciano con su perro. Es sorprendente cómo de ésta relación, aparentemente unidireccional, surge un final tan expresivo, tan extraordinariamente emotivo.

Para la puesta en escena, De Sica encuentra un buen aliado en el director de fotografía G. R. Aldo, con el que ya había trabajado en Milagro en Milán. Aldo sabe mantener el equilibrio entre sofisticación y realismo tan bien como De Sica y dota Umberto D de unas texturas muy bien definidas. Es sorprendente ver cómo la vocación documental de la película no se pisa en absoluto con la depurada puesta en escena de De Sica, que usa con asiduidad planos sofisticados, antinaturales a veces. Hay un considerable número de primeros planos de Umberto, en los que el eterno debutante Carlo Battisti se reivindica como un excelente actor, capaz de matizar los sentimientos con pequeños gestos.

La música es el único elemento de la película que me chirría un poco; las imágenes ya eran lo suficientemente emotivas como para ahorrarse la banda sonora en muchas escenas, y, sin embargo, es casi omnipresente en toda la cinta. En cualquier caso éste exceso queda en anécdota ante el solemne espectáculo que es la vida de Umberto, un personaje que en manos de Vittorio de Sica y Cesare Zavattini se convirtió en una de las personalidades ficticias más emblemáticas del cine, figurando al lado de figuras trágicas como el Pamplinas o Charlot.

También he visto Pequeña Miss Sunshine, producción que engrosa la lista de películas aparentemente independientes financiada por un gran estudio. No tengo nada en contra de éste tipo de producciones, pero en ésta se nota a la legua las ganas de epatar. La leve pátina de película polémica (abuelo cocainómano, familia disfuncional, personaje gay) se desprende poco a poco para terminar descubriendo un mensaje final en defensa de la familia tradicional que podría haber firmado Rouco Varela sin asomo de vergüenza. La cuidada fotografía, la competente dirección y la buena actuación de Steve Carrell no consiguen hacer trascender la película; es una tragicomedia sosa con un final delirante en el que se busca descaradamente la sonrisa complaciente en el espectador.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s