Lo difícil y lo fácil

Spoorloos
Había leído por Muzikalia que Spoorloos era una excelente película angustiante e incómoda. Por lo de excelente me la bajé, por lo de angustiante e incómoda la fui aplazando. Ayer 17 de febrero me decidí a verla por fin. Resultado: una hora antes de que suene el despertador me despierto angustiado soñando con que dos amigas han quedado con Raymond.

Spoorloos es una de las películas más terroríficas que he visto. La historia es bastante desalentadora de por sí, pero lo verdaderamente escalofriante es el frío realismo que desprende, la imagen de un asesino detallada hasta el más (in)significante detalle, hasta convertirlo en una persona que trasciende la pantalla. Una persona impredecible, que se comporta ante los demás como un padre modelo, un agradable ciudadano con el que cruzarse, un hombre que salva la vida de una niña, pero que en la intimidad es capaz de preparar meticulosamente un crimen hasta el punto de calcular sus pulsaciones mientras ensaya las escenas de su espantoso objetivo. El espectador termina conociendo la interioridad de Raymond de una forma tan profunda que asusta pensar en cómo lo concibió Tim Krabbé, autor de la base novelística de la película.

Otro de los elementos que hace a Spoorloos tan inquientante es su inteligente montaje. Sluizer calcula el impacto que produce cada escena sobre el espectador, pero no de forma aislada; se las ingenia para producir el incremento progresivo de la intensidad de la película intercalando escenas desordenadas en el tiempo, con el denominador común de contar algo de la vida de Raymond, magistralmente interpretado por el hasta ahora desconocido (para mí, claro) Bernard-Pierre Donnadieu. Así, por ejemplo, nos enteramos de que cuando era niño, el protagonista se tiró de la terraza de su casa sólo por atreverse a hacer algo para lo que no estaba predestinado. Más tarde nos enterarnos de que su oscuro plan se originó en su mente en el momento en el que tuvo que volver a saltar desde una cierta altura para salvar a una niña que se ahogaba en un lago. Pensó que la admiración que su hija le profesaba por ese gesto no tenía valor si no demostraba que no era capaz de hacer el acto más antiheróico que se le ocurriera, el más malévolo. Y así es como diseñó el plan que hizo desaparecer a Saskia, la novia de Rex.

Pero el montaje no es el único elemento con el que Sluizer juega para crear la implicación emocional del espectador. El protagonismo de la película se lo disputan el sociópata Raymond y el marido de la mujer desaparecida, Rex. Sluizer se las ingenia para dar a conocer la perversa mente del perturbado sin que se sepa qué es lo que realmente ha hecho. Nos sitúa al lado de Rex, comprendiendo su dolor y compadeciéndolo, pero al que conocemos a fondo es a Raymond. Por eso el final es tan sugestivo y terrorífico, por fin sabemos qué era lo que la mente del loco había diseñado como el peor acto concebible, pero a costa de sacrificar mucho. El juego emocional que desarrolla Sluizer con el uso del montaje (que maquilla con soltura el único fallo que le veo a la película) y la identificación con uno de los dos protagonistas hace de la película algo tan real como surreal, tan posible como impensable.

Desaparecida es una experiencia dolorosa, de lo más duro que he visto en el cine. Hay películas provocativas que intentan crear el impacto en el espectador diseñando escenas que atenten lo más posible contra las sensibilidades de cada uno, recuerdo ahora mismo Ichi the Killer, y hay películas como Spoorloos en la que el impacto se produce por el intenso apego de sus imágenes a la realidad. A partir de ahora, cada vez que en el telediario hablen de una desaparición, me acordaré de Raymond y el llavero que su hija le regaló.

Looking for Eric
Cuando se estrenó aquí en España me planteé con Juani ir a ver Buscando a Eric. Me llamaban la atención tanto el director como el futbolista, y el toque de comedia ligera que vaticinaban las críticas era de mi agrado. Finalmente dejé pasar la ocasión de verla en cine, pero el otro día me crucé con ella por internet y no resistí la tentación de bajarla pese a la advertencia de mi amigo Nacho: le había parecido aburrida.

Pues bien, Buscando a Eric me ha parecido una película amable, divertida, pero que no pasa de mediocre. Mi conocimiento de la filmografía de Ken Loach es poco más que nulo, aparte de ésta sólo he visto Kes y El viento que agita la cebada, pero no puedo parar de preguntarme cuál fue el momento en el que el director dejó de reflejar los problemas generacionales desde la óptica de la juventud, para reflejarlos desde la óptica adulta. Poco queda ya del espíritu renovador; Loach está estancado en unos temas fútiles cubiertos con una leve pátina de realismo social. Buscando a Eric es una comedia ligerita, bastante conformista y nada arriesgada que, sin embargo, cae simpática por la excelente actuación de un debutante Steve Evets. Éric Cantona es tan buen futbolista, como mal interprete. El otro aspecto espinoso de ésta película es el carácter diáfano de su mensaje, como ocurriera ya en El viento que agita la cebada, Loach es incapaz de tratar al espectador como a un ser inteligente, y le da cada mensaje bien masticado.

En definitivas cuentas, Buscando a Eric es una película que se deja ver con agrado, pero muy olvidable: su puesta en escena es muy pobre y en ocasiones las situaciones están concebidas obviando la composición psicológica de los personajes. Lo único realmente bueno es el actor principal, Steve Evets, que no lo tiene muy difícil ante su compañero futbolista. Éric Cantona despierta admiración por los goles introducidos bruscamente en el montaje, pero resulta sospechoso que toda ésta cinta parezca un homenaje al icono y que el icono, al mismo tiempo, sea el productor ejecutivo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s